Desvelado

Siento caer la noche como una lapida, intensa como su oscuro entorno, pesada como el fondo del mar. Más pesado es tu recuerdo, aquel que siempre aparece cuando las lagrimas derraman soledad, ansiedad y rabia incontenible. Deberias cortar de tajo este sufrimiento, pero tu lenta agonia desata los mas perversos deseos en mi mente.
 
Atrapado entre las paredes del mar, floto entre algas y corales, arañanando la superficie, y tu presencia desvia mi camino de vuelta al fondo.
 
No estoy solo, estoy conmigo mismo, en un mar de desolacion.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desahogo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s