Hoy he vuelto a las sombras, aquellas que han cobijado mi desprecio, mi autodestruccion, mis lagrimas, mi locura, mi agonia… he vuelto a las sombras, porque el periodo de hibernacion empieza, la primavera ha muerto, las flores se marchitaron… los ojos se han oscurecido con el abandono, mi sombra ya no existe… ahora yo soy esa sombra… he vuelto al rumbo desolado, gris, amargo y perturbador del romanticismo decadente, la vida en muerte, no hay plegarias, no hay rezos, no hay cruces… El limbo se convierte en hogar de almas de alas negras, como yo, como tu…
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s