01/10/05

Mirame llorar por tu desdén, ahora que mi corazón se vació de tanto lamentar tu perdida, mis ojos se cerraron ante tantas lágrimas que derramé por tí, ahora todo se fue al limbo, donde habita el ser con ganas de vivir que en vida desbordaba alegría, pasión serenidad…
 
Ahora se transformó en un horrible, dantesco ser, sin alma, sin fuerzas, sin compasión por si mismo. Ahora vaga en los corazones de todos, pidiendo posada cuando el frío de la soledad es crudo. Ventanales observo desde donde miras mis pasos letargados cruzar el portal hacia el bosque; criaturas oscuras habitan pero no dañan mi ser, me consuelan con su compañia, me obsequian parte de esa vida que abandonó su morada yendo al mas alla, donde no vive la moral ni la lujuria.
 
Aún lloro tu ausencia, aún lloro tu partida, aún conservo la tersura de tu piel en mis manos, en mis labios, en mis recuerdos. Ahora todo es polvo, gris, seco, inminente como un holocausto, donde todo es un crepúsculo otoñal, donde la nada brota como la sombras al atardecer… donde murió mi amor por tí, donde tu silueta ahora adorna tu lápida, donde tu epitafio se escribe con sangre: "por mi amada, que dejo una tormenta de amor inconclusa en mi vida"
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desahogo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s